El revuelo causado por el veto de Google a Huawei sigue trayendo cola y es que en las últimas declaraciones del presidente Donald Trump parece que se ve la luz al final del túnel. En la cumbre del G20 del pasado sábado 29 de junio, el mandatario norteamericano anunció que se ponía fin a la guerra comercial entre Estados Unidos y China.

Por añadidura, esto afectaría positivamente a Huawei que vería finalizado el veto de Google. Trump enunció que en los dispositivos de la marca china “no hay un gran problema de seguridad nacional”. Pese a todo, aún sigue en el aire toda la cuestión.

A priori, los propietarios de Huawei pueden estar tranquilos porque parece que todo volverá a la normalidad. El próximo 19 de agosto es la fecha límite que estableció el Gobierno norteamericano para vender tecnología a Huawei pero pronto podría revertirse esta situación.

Huawei quiere contar con las últimas actualizaciones de Android

En un comunicado oficial la marca china ha anunciado que varios de sus dispositivos se actualizarán a Android 10 durante los próximos meses. Esto incluye su P Smart Z, un dispositivo de gama media que estrena la función de cámara periscopio, liberando en su totalidad a la pantalla de la cámara frontal. Esto apunta a que la empresa china da por buena la tregua con Estados Unidos y planea continuar con normalidad.

Eso sí, no se sabe si los planes de desarrollo de su propio sistema operativo se llevarán a término cuando se confirmen las paces entre Estados Unidos y China. Habían comenzado un proyecto ambicioso que tenía como objetivo desarrollar un sistema operativo con aplicaciones propias y hacerle la competencia a iOS y Android.

Deja un comentario