Los asiduos de Samsung ya han calmado ligeramente sus ansias de novedad hasta nuevo aviso con la esperada presentación del nuevo Galaxy S21. Aunque lo cierto es que tendrán que esperar hasta el día 29 de enero para poder hacerse con un ejemplar.

Por norma general, los buques insignia de la marca coreana siempre ven la luz entre los meses de febrero y marzo, pero este año, nos sorprendió haciendo su aparición estelar el pasado 14 de enero en el evento que se conoce bajo el nombre de Unpacked.

Este terminal ha sido uno de los más esperados en mucho tiempo porque prometía un nuevo diseño, un mejor rendimiento y unos precios ligeramente más bajos que los que estamos acostumbrados a ver para esta gama. ¿Lo prometido es deuda? Veamos el análisis de esta nueva maravilla tecnológica para sacar una conclusión.

Hablemos de diseño

El cambio más significativo con respecto al modelo anterior, el Samsung Galaxy S20, es la vuelta a la pantalla plana, es decir, sin bordes curvos. Esto hace que parezca, incluso, que hablamos de otra línea diferente.

Por otro lado, la carcasa de la cámara trasera se integra por completo con el marco. Además, esta carcasa se puede encontrar en tonos dorados, plateados o negros, que dan mucho juego al combinar con los distintos colores en los que estará disponible este teléfono.

¿Qué hay de la pantalla?

Recordemos que los últimos Galaxy contaban con una pantalla Quad HD. Ahora, se ha dotado a este modelo con una resolución Full HD + con frecuencia de actualización adaptativa. Esto último viene a significar que el propio teléfono escogerá la mejor opción de refresco (en un rango de 48-120 Hz) según el contenido que se muestre.

Por otro lado, la pantalla sigue siendo AMOLED, así que esperamos que, con esta nueva resolución, esta sea más brillante y vibrante que en sus antepasados.

Hardware y especificaciones

La versión global del Samsung Galaxy S21 vendrá cargada del procesador Exyno 2100 de 8 núcleos, mientras que para China y Estados Unidos el teléfono cargará un Snapdragon 888. En cuanto al sistema operativo, Samsung sigue confiando en Android, en este caso en la versión 11, y en la capa propia de software One UI 3.1.

Los almacenamientos internos y externos nos darán la opción de escoger entre 128 o 256 GB de ROM, y entre 8 y 12 GB de RAM.

¿Cómo son las cámaras del Galaxy S21?

Antes de hablar de las cámaras, tenemos que mencionar que estas variarán según el modelo. Es decir, apenas hay diferencia para el Galaxy S21 y el S21 +, pero sí que la hay para el S21 Ultra. Este último con 5 lentes en la parte de atrás, nos deja de piedra.

En cuanto a los dos primeros, estos vendrán con una cámara trasera triple, con sensor principal de 12 megapíxeles, sensor ultra ancho de 12 megapíxeles y sensor de telefoto de 64 megapíxeles. Es decir, las mismas características que el Galaxy S20. La diferencia está en la capacidad de tomar imágenes fijas de 8 K a partir de vídeos de 8 K, además de algunas mejoras de la mano de la IA.

La conclusión es que vemos bastantes mejoras con respecto a los anteriores modelos y el precio es bastante más atractivo. Así que sí, lo prometido ha sido deuda.

Deja una respuesta