Cuando compramos un teléfono nuevo nos llama muchísimo la atención el concepto de carga rápida, porque sinceramente, a veces vamos con prisas por la vida y quedarse sin batería no es una opción. Podríamos perdernos una infinidad de cosas, ¿verdad?

Pero claro, que tenga carga rápida y que tu móvil haga uso de ella son dos cosas distintas, o… ¿es que tienes claro cuando tu teléfono usa la Super Charge y cuándo no? Para que no dudes más, vamos a darte información con la que por fin entenderás cuándo sí está en activo.

Velocidad de carga

El primer indicio de que tu teléfono está o no cargando rápidamente es la velocidad. Normalmente, la carga rápida consigue que tu Smartphone llegue aproximadamente al 50% de su batería, en tan solo 30 minutos. Aunque, algunos modelos que salen al mercado, como el nuevo Samsung Note 20, superan estas cifras con creces.

Lo que ocurre cuando alcanza este porcentaje, es que el teléfono por sí solo desactiva la carga rápida y sigue cargando a menor velocidad, es decir, a menos vatios. Lo habitual es que cuando se esté usando la carga rápida supere los 10 o 15 W.

Animación de carga

Primero, debemos aclarar que muchos terminales antiguos que cuentan con carga rápida no incluyen esta animación de la que te vamos a hablar. Se trata de una animación en la pantalla de bloqueo que deja ver claramente como carga el teléfono de forma rápida.

El mejor ejemplo es el de los móviles de Xiaomi con sistema MIUI, que simula como un flujo de energía entra rápidamente en tu teléfono a través del cable.

Sistema Android

También, en muchas ocasiones, la pantalla de bloqueo (solo para usuarios de Android) nos chiva cómo está cargando nuestro dispositivo con las palabras “cargando”, “cargando rápidamente” o, también, “cargando lentamente”.

En algunos modelos aparece un doble rayo en la barra de estado, cuando el teléfono entra en carga rápida. Ten en cuenta que tu teléfono nunca te desvela la potencia exacta con la que está cargando, tan solo te dará indicios. Pero, para ello, puedes descargarte una aplicación adicional.

Si comprobando todo lo que te acabamos de comentar, tu teléfono no consigue tirar de carga rápida, deberías cerciorarte de que el cargador que usas es el adecuado. Muchos teléfonos aún teniendo la opción de carga rápida, no vienen de serie con el cargador Super Charge, y, por tanto, deberás adquirirlo a parte.

Deja una respuesta