Después de hacer el unboxing de tu iPhone nuevo, lo único que quieres es encenderlo y encenderlo ya. Bueno… lo que quieres es disfrutarlo e instalar WhatsApp para contarles a tus amigos que no te has comprado un móvil nuevo, sino un iPhone nuevo, que es diferente.  

Pero, deberías hacer algunas cosas antes de entrar en faena y hacerte tus primeros selfis oficiales calidad Apple. Sí, es lo que tienes en mente: la configuración. Y no solo nos referimos a la configuración inicial, esa de la que nadie se libra, nos referimos a los pasos que harán de tu iPhone un móvil más completo y seguro.

Pon en práctica estos consejos para poner a punto tu iPhone nuevo

Si ya has tenido un iPhone, seguro que te suenan algunos de estos consejos que vamos a darte. No obstante, no está de más echarles un ojo para recordarlos. Y si es tu primera vez con Apple, no te decimos más. ¡Toma nota!

  1. Escoge tu Apple ID. Este paso será importante definirlo durante la configuración inicial, pero te lo recordamos porque la cuenta que escojas será tu identificación dentro del universo Apple.
  2. Recupera tus datos. Si tuviste un iPhone antes, en iCloud podrás configurar los datos que transfieres. Si vienes de Android o de otro sistema operativo podrás sincronizar tus contactos mediante tu cuenta de Google. Pero, para los datos, tendrás que tirar de apps externas.
  3. Protege tu iPhone. La seguridad es muy importante. En los nuevos iPhone, desde ajustes, tienes la opción Face ID (reconocimiento facial para pagos y contraseñas). También podrás configurar tu código de desbloqueo desde esa misma pantalla.
  4. Configura la privacidad. Este paso es importante. Ya sabes que Apple extrae datos de tu teléfono. Por eso conviene que tú mismo selecciones qué es lo que quieres que Apple sepa. Para esto, desde ajustes y en el apartado de privacidad puedes configurarlo.
  5. Busca actualizaciones. Es muy probable que tu nuevo terminal no venga con la última actualización instalada. Busca en la Sección General de los ajustes la opción de Actualización de software e instálala de forma manual.

¡Voilà! Ya tienes tu nuevo iPhone listo para disfrutar. ¿A qué no ha sido para tanto?

 

Deja una respuesta